jueves, 14 de junio de 2018

EL FÉNIX








Hoy hemos dado por finiquitado el curso con la muestra final de los alumnos de 1º Bachillerato, del Taller de Teatro, que consistía en un Musical, titulado El Fénix, creado absolutamente por ellos: tanto el texto, como las coreografías obedecían a un trabajo de Creación Colectiva, que yo me encargaba de dirigir y coordinar.
Y ha sido una experiencia interesante, pues así podían lucir tanto sus dotes para interpretar, como para el baile o el canto. Y verdaderamente, estos chicos son unos todoterreno. Lo bordan.
Así que aquí os dejo las maravillosas fotos que ha hecho Juan Prats, para que juzguéis vosotros mismos ...














































Pues esto es todo, amigos. ¡¡¡¡Hasta el año que viene!!!

lunes, 21 de mayo de 2018

TRES+TRES

El viernes, 18 de mayo, los alumnos de 2º Bachillerato de Artes Escénicas, se despidieron de la Escuela, haciendo alarde de su talento interpretativo, con TRES+TRES.


TRES+TRES se trataba de la muestra final, que estos actores en ciernes, habían preparado durante la 3ª evaluación (dedicada al teatro del XIX. XX y XXI). Este espectáculo estaba compuesto (en un principio) por tres obras de Teatro de Texto, cuyos autores están hoy día de plena actualidad y triunfando en los escenarios de medio mundo (dos de ellas habían sido extraídas de la obra Un tercer lugar de Denis Despeyroux y la tercera, de Morir de Sergi Belbel) y tres obras de tinte vanguardista, tres Performances creadas por los propios actores. De ahí el título  3+3.

Todas ellas estaban unidas por un tinte reivindicativo. En la mayoría, la mujer aparecía como protagonista absoluta, luchando por ocupar el lugar que le corresponde en el mundo, viviendo con honestidad un amor sincero, aunque no siempre comprendido por el resto, sintiéndose desubicada en un entorno que la hace sufrir hasta la muerte o aprendiendo a permanecer unida a sus congéneres y a decir NO ante situaciones de violencia y maltrato. 

En  dos de las performances podíamos ver cómo la crítica o la reivindicación se extendía a otros aspectos de la sociedad: el consumismo exacerbado, o el arte como paliativo ante la fealdad de la vida cotidiana.

La primera obra que se representó fue la Performance titulada NO. Mezclando expresión corporal, danza contemporánea, una bella música y un tema doloroso (la violencia de género y la unión de las mujeres contra ella) consiguieron emocionar al público. Los actores eran Danel López, Emma Galletero, Melissa Quintero, Mª Belén Cotillas.







 La siguiente era MORIR y nos hacía vivir el dolor de una chica politoxicómana, en sus últimos momentos de vida, a pesar de que su hermano está tratando desesperadamente de ayudarla.









La tercera, A CADA CERDO LE LLEGA SU SAN MARTÍN, se trataba de una performance, donde los actores, sin utilizar la voz y totalmente sincronizados con una música muy apropiada, daban vida a unos seres despreciables que simbolizaban el desquiciado consumismo en el que estamos inmersos.
Los actores eran David Ferraru, Elsa Parra. Gema Panadero, Luis Noguerón, María Bautista y Marta Romero.







La cuarta obra, ¿ME PUEDES DAR UN POQUITO DE SAL?, estaba extraída de UN TERCER LUGAR de Denise Despeyroux, y nos introduce en los inicios de una relación amorosa entre dos mujeres (en el texto original, se trata de un hombre y de una mujer). Las intérpretes eran María Cascales y Blanca López Mayorga.







Y para terminar, Irene Álvarez y Carmen Cebrián, también interpretaron una escena de UN TERCER LUGAR de Denise Despeyroux, adaptada para que las protagonistas fueran también dos mujeres al inicio de una hermosa relación de amor.








La última de todas, cuyo título era LOS ROSTROS DEL ARTE, que trataba precisamente de eso, del poder del arte para embellecer el mundo, no pudo representarse al final, por una serie de problemas que surgieron.
Aún así, todo salió a la perfección y todos quedamos muy satisfechos y orgullosos del trabajo realizado. Eso sí, un tanto emocionados, porque eran las últimas obras que estos magníficos alumnos iban a representar en la Escuela. Aunque, seguro que encontrarán más escenarios donde poder mostrar su talento a lo largo de su vida...



Una servidora despidiendo el acto y, sobre todo, despidiéndome de ellos, completamente emocionada.



Esta es la foto de grupo. Otro año más ha pasado...


Y no quiero que se me olvide agradecerle a Fernando Tello todo el trabajazo que realiza, desinteresadamente, tanto al mando de la mesa de sonido, como en la iluminación, en el montaje del escenario...en fin...ese chico vale para todo.
A Antonio Belmonte, por los maravillosos carteles que diseña para nosotros y a Juan Prats por estas fotos tan alucinantes que nos hace en cada representación.
Sin ellos, nada sería lo mismo.